David Sebastian, Gerard Puig Escola Bressol a Vilanova

Source: David Sebastian: Gerard PuigPhotography: Adrià Goula
Date: August 11, 2016

El concurso pedía construir una guardería ampliando la planta baja de una masía existente. En la planta primera se requería además, una sala polivalente con un acceso independiente.

La sección en terraza del solar nos obliga a acceder a la escuela bajando con una doble rampa, y nos permite acceder a la sala polivalente con una pasarela prácticamente a cota de terreno.

Planteamos el proyecto como una “macla” entre el edificio existente y la nueva construcción. El nuevo edificio se estructura en franjas, que penetran más o menos en el antiguo, en función del programa:

01.Una primera franja de hormigón recorre la fachada sur y permite recortar la base del edificio antiguo para colocar las salidas de las aulas al patio y protegerlas con un alero.

02.Una segunda franja, del ancho de las aulas, y en forma de pavimento flotante de piezas prefabricadas de hormigón, hace de terraza de la sala polivalente y se levanta para generar la brecha por donde conecta la pasarela de madera y ocultar la medianera.

03.Otra franja, revestida de rasilla cerámica, hace de lucernario sobre el pasillo de la escuela a la vez que entra en la sala polivalente y encierra los lavabos.

04.La otra, que contiene los servicios comunes, acaba antes de topar con la masía para generar un patio. […]

Interiormente, la planta funciona como una gran calle central, que recorre las aulas y acoge los espacios de uso común como el de psicomotricidad y el comedor. Las aulas entre sí están comunicadas. Los núcleos de cambiadores y baños se colocan entre ellas para limitarlas y compartir servicios.

Superponemos diferentes cotas de transparencia para niños y cuidadores. Transparencia pasillo-aulas/ núcleos-aulas/ aulas-aulas/ aulas-patio…

Además del  patio a sur en contacto con las aulas, proponemos un patio a norte para el verano, un patio de entrada y salida, y un patio externo, ya en el espacio público adyacente.

Los materiales utilizados procuran un ambiente neutro y austero, huyendo voluntariamente del exceso de estímulos permanentes. El movimiento, el ornamento y el color, lo aportaran sobradamente los pequeños nuevos usuarios y sus cuidadores, que podrán renovarlos repetidamente y de manera mucho más efectiva que nosotros.

[lilmitaciones]

Aceptar las limitaciones y verlas como oportunidades. Quizás esta frase resume nuestra actitud frente a este proyecto y la arquitectura.

Limitaciones económicas
Como casi siempre, nos encontramos ante un proyecto de bajo presupuesto. Desde el inicio se aplican “recortes” y la dificultad para obtener financiación nos obliga incluso, a dividir el proyecto en dos fases. Sabemos que durante el proceso de obra cualquier modificación tendrá que ser para abaratar el resultado final, nunca para lo contrario.

Esta presión es determinante, por ejemplo, en la elección del “gero rallado” como material de acabado en fachada de las partes derruidas de la masía. Un material barato, que está ahí, en todas las obras. Dejarlo visto nos permite diferenciar las partes reconstruidas de las originales, incluso en las zonas donde se acaba pintando encima. El descubrimiento en obra de las cualidades plásticas de este material, nos lleva a utilizarlo también en otras partes del proyecto que inicialmente no estaban previstas…

Limitaciones técnicas
Trabajamos con una constructora pequeña. Los medios con los que contamos son los habituales. Teníamos que “hacerlo fácil”, sin alardes.

Esta fue una de las razones para la elección de una estructura de forjados unidireccionales, de semi-viguetas y revoltones vistos de hormigón. La elección de dejar la estructura vista, además de abaratar, nos obligó a ordenar y modular el proyecto. También dio lugar a utilizar los revoltones como lámparas de luz indirecta para las aulas…

Limitaciones de espacio
La superficie en planta baja que requería la guardería era muy superior al espacio libre del solar así como a la superficie en planta baja de la masía. Esta limitación de espacio obligaba a plantear el proyecto como una reforma-ampliación. La coexistencia de lo nuevo y lo antiguo, la contaminación entre ambos, nos empujó a buscar un lenguaje nuevo. Un lenguaje común, a medio camino entre el uno y el otro.

Así pues, la dimensión transversal en planta del nuevo edificio proviene de la extrusión del antiguo,  pero también el uso de materiales ya existentes como la rasilla, la baldosa esmaltada blanca, la madera…

Limitaciones de tiempo
Disponíamos de poco tiempo. Tanto para realizar el proyecto, como la obra. Esto nos llevaba a dejar aspectos sin cerrar del todo. A buscar una estrategia que permitiese modificaciones sin cambiar la esencia. Sistemas que pudiesen quedar abiertos… Nos obligó a tener una dirección de obra activa y atenta, donde cupiese la modificación, la adaptación, y hasta la improvisación…

1 Comment

  • Josep Maria Miserachs 08/16/2016

    no se evidencia el bajo presupuesto ni el poco tiempo. Felicidades!

    Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Close
Close
Close