Josep Llinàs 44 viviendas en el Poble Nou

Date: April 16, 2014

Por Jaume Prat

Extracto del artículo de Jaume Prat publicado en su blog “Arquitectura, entre otras soluciones”

“…Es un edificio urbano. Decididamente urbano…

…El edificio convive perfectamente con todo esto como un organismo que, más que estar recién acabado, lleve cincuenta años allí. Es difícil de fotografiar. Si bien es capaz de conseguir que sus viviendas respiren a la perfección, su volumetría, los árboles crecidos y las piezas de su entorno apenas dejan perspectiva suficiente para la media distancia necesaria para tomar vistas.

El edificio presenta una composición compleja capaz de compensar la austeridad de su planteamiento: obra de fábrica, revoco monocapa, vacíos optimizados… Llinàs opera por deformación, usando el escaso margen de maniobra que se le deja para alterar la percepción del edificio enriqueciéndola, complejificándola, personalizándola y, en última instancia, para mejorar, cuando le ha sido posible, las condiciones de las viviendas.

Uno de los rasgos fundamentales de la composición es la presencia de ventanas en esquina. A los cuatro extremos del edificio unas terrazas vacían parte de esta esquina de modo que el volumen se puede leer siempre íntegro mientras las fachadas se leen de modo continuo: no dos testeros y una fachada corta, sino una fachada continua doblada cuatro veces. El resto de huecos está perforado sobre el plano terso y continuo de revoco tratado en dos colores diferentes: gris y blanco. El blanco no toca nunca el suelo. El gris puede subir, eventualmente, hasta la cubierta definiendo siempre una caja continua e inalterable. Las partes pintadas de blanco presentan una coronación recortada, torturada, que reclama como elementos arquitectónicos los casetones y las chimeneas de cubierta. Que los integra en la composición no intentando esconderlos tras un parapeto más o menos alto, sino convirtiéndolos en paisaje formando una cubierta más heredera del ático de la Pedrera que de la Unité d’habitation.

En este caso, el patrón ornamental que define el edificio es una fotografía de Francesc Català-Roca llamada Corre, corre, que te pillo!, donde aparecen dos gallinas persiguiéndose por la playa del Somorrostro. Idealmente la fotografía podría haber sido tomada en el eje del edificio sesenta años antes: tiempo plegado. Su perfil, no sería tan diferente al del edificio en sí: un cuerpo más bajo, una cabeza que se levanta hacia el norte. El patrón ornamental, pues, parece no tener escala. 2014 huevos (por aquello del año de entrega) pautan la fachada. Las crestas del edificio podrían abstraerse de las de un gallo, convenientemente filtradas, desfigurativizadas, abstraídas hasta que sean autónomas, hasta que de las leyes de la mímesis pasen a las del edificio. Las gallinas de la fotografía de Català-Roca aparecen pintadas blanco sobre azul, repetidas como una especie de cenefa baja que guía a los usuarios hacia las porterías laterales al edificio por la configuración de la planta.

Llinàs positiviza el material: monocapa industrial convertido en un manifiesto contra la tersura del vidrio y los materiales que se degradan más que envejecen.

Llinàs positiviza todos los accidentes de un edificio convirtiéndolos en arquitectura.

Llinàs enfrenta un proyecto complejo al simplismo banal del 22@ mediante un edificio donde el uso, su envejecimiento, su entorno, se incorporan a la arquitectura para mejorarla.

Llinàs enfrenta a la Barcelona que nos imponen una pequeña pieza de la Barcelona que queremos.

Tomemos nota.

Leer el artículo entero de Jaume Prat

 

 

 

 

 

 

Fragmento de la conferencia de Josep Llinàs en el curso de Proyectos V – VI T de la etsaB.

 

3 Comments

  • Jordi Segura 04/22/2014

    Molt bé l’ article i l’ edifici d’un dels millors arquitectes europeus actuals. Per fí un bon edifici que crea ciutat al Poble Nou, davant del vergonyòs desastre urba i arquitectònic general dels últims anys, a la zona.

    Reply
  • jaume prat 04/21/2014

    Como autor de las fotos, la respuesta es fácil: no pude. Llamé, expliqué, lo intenté pero no lo conseguí. Caso de que pueda acceder a los interiores y fotografiarlos habrá segunda parte del artículo.

    Reply
  • jesp 04/16/2014

    Obviando la fachada, ¿qué tal se vive en esas viviendas? ¿Por qué no ponéis fotografías del interior? Me imagino que al habitante le importará más eso ¿no?

    Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Close
Close
Close