VOL studio Espai Cràter

Source: VOL studio (Toni Casamor / Anna Codina)Photography: Marc Torra / Toni Casamor
Date: December 8, 2021

El nuevo museo está construido dentro de un antiguo volcán dormido cerca del centro de la población de Olot. Por tanto, este edificio subterráneo libera una importante extensión de terreno por encima que será un nuevo parque. El edificio sólo es visible en sus dos accesos enfrentados creando un paso urbano interior.

Construir un museo es también construir la experiencia de sus visitantes y en ésta experiencia se mezclan e interactúan la arquitectura y la museografía. Por eso el edificio está construido con geometrías rotas y muros inclinados de apariencia inestable. Por un lado ayudan a tener consciencia de la fuerza tectónica del subsuelo, como si un movimiento telúrico hubiera desordenado y desestabilizado paredes con geometrías inicialmente limpias y espacios neutros. Por otro lado, los muros se abren hacia el cielo y se prolongan hacia el exterior en los accesos para llevar la luz en el interior del museo. La sala museográfica del edificio muestra en su interior uno de los taludes que la excavación dejó a la vista. Los visitantes pueden ver aquí la greda volcánica; el volcán que muestra sus entrañas y así se convierte en el verdadero anfitrión de la visita. El edificio se hará presente a través de algunos lucernarios de hierro que llevarán la luz al interior durante las horas del día. En cambio, en por la noche, los lucernarios observarán un claro del bosque proyectando la luz que sube desde el subsuelo.

El nuevo parque está concebido como un hayedo natural. El mobiliario y las luces urbanas forman parte del diseño del parque. Sobre la cubierta, crecerá un nuevo hayedo iluminado con farolas arborescentes que se confundirán con los mismos árboles. Los bancos parecerán también formaciones de columnas basálticas.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Close
Close
Close